Una tipografía aporta mucho al éxito de tu página web.

¿Arial, Helvetica o Verdana? ¿Cuál será la fuente ideal para su sitio? Puede sonar bobo, pero el estilo de la tipografía está directamente relacionado con la experiencia que el internauta encontrará en su página. Seguro has visitado sitios que te provocaron algún tipo de tiempo de lectura incómodo. Puedo apostar que esa incomodidad tiene que ver con la tipografía.

En primer lugar, no sabes mucho sobre este universo de las fuentes, y es importante saber que existen dos tipos conocidos de familias: Serif y Sans Serif. Las pequeñas marcas de decoración, al final de las letras se denominan serifas, es por esto que, las fuentes de la familia Serif todavía llevan esta marca y son muy comunes en las impresiones. Por lo general, son tradicionales y elegantes, como las fuentes Times New Roman y Georgia.

A su vez, las tipografías de la familia Sans Serif no tienen estas marcas decorativas. Helvetica, Arial y Verdana son los más conocidos de este tipo de fuentes. Modernas y fáciles de usar, son perfectas para páginas web y son fáciles de leer, incluso en pantallas pequeñas como los teléfonos inteligentes.

Fuentes compatibles con la empresa

diseño web barranquilla tipografia

Por supuesto, el primer paso en esta dirección es utilizar fuentes legibles. En un estudio, la empresa británica Basekit presentó una lista de fuentes legibles para cada tipo de negocio. Aquí hay algunas sugerencias:

Arial: Fuente contemporánea y humanista, indicada para los sitios web de empresas del mercado de bodas y belleza.

Georgia: Tiene personalidad y se ve con gran claridad en la pantalla; se recomienda su uso en sitios web de comercios y bodas.

Palatino: con un estilo italiano clásico y más común, esta fuente es adecuada para paginas web de belleza y automóviles.

Lucida Grande: Fuente y personalidad similares a las de Facebook, se puede usar en sitios de comercio y automotrices. Es una de las fuentes «queridas» de Apple.

Verdana: Cuenta con una gran visibilidad, se recomienda su uso en sitios de construcción, decoración y restauración.

Helvetica: una fuente muy tradicional que todos adoran, es común en portafolios y sitios bien organizados.

Para sitios institucionales, se recomienda que solo use dos tipos de fuentes o colores. Una fuente básica, para componer todo el contenido de las páginas y una más llamativa y contundente para los títulos.

Si tu público está formado por niños, apostar por las tipografías más estilizadas y coloridas puede ser una buena forma.

Si su sitio está relacionado con el arte y el entretenimiento, tiene más libertad para usar fuentes diferentes y más originales. Pero recuerde siempre que la experiencia del usuario y la lectura fluida deben ser una prioridad a la hora de elegir.

Si se trata de un proyecto de marketing especial para una audiencia muy concreta, entonces puedes ser más atrevido. Pero es mejor contar con la ayuda de un experto en la materia.

Antes de poner el sitio en el aire, pruebe las fuentes. Haga que sus amigos y colaboradores lo revisen para asegurarse de que la tipografía de su sitio sea fácil de usar. Recuerde ejecutar esta prueba también en dispositivos móviles para ver si la fuente es legible para todos los tamaños de pantalla.